23 ene. 2013

Jorge

3 comentarios
Siento haber estado tantas semanas sin actualizar, pero el final de año ha sido bastante ajetreado. Aparte de eso, estaba pendiente de renovar el equipamiento informático, para que el procesar las fotos no se convirtiese en un test de paciencia. Solucionado este asunto, vuelvo con fuerzas y deseo que este año venga cargado de muchas cosas buenas.

La sesión bajo estas líneas, fue realizada en las pasadas fiestas navideñas. Teniendo solo planeado el lugar y el horario, tuvimos la suerte de encontrar una mañana de intensa niebla y a pesar del estado de congelación que sufrimos en pies y manos, he de decir, que estoy más que satisfecha de los resultados.

Por supuesto, antes de dar paso al reportaje,  quiero darle las gracias a Jorge por su perfecto papel de modelo.